martes, 5 de agosto de 2014

LAS TÉCNICAS ISHAYAS

Las Llaves ishayas actúan mecánicamente, por lo tanto, no necesitan creer en lo que están diciendo con ellas. Aunque haya en sus vidas algo que les dificulte el poder dar alabanzas por la vida o gracias por sus cuerpos. Simplemente confíen en las técnicas. Con estas Llaves mientras más tiempo de práctica mejor. Pero si sólo disponen de poco tiempo para practicar, bueno, poco es mejor que nada. No olviden que una parte fundamental de las Actitudes es su práctica con ojos abiertos. Manténganse en una Llave constantemente y muy especialmente en momentos de stress. Luego ya lo haréis con ojos abiertos Habrá ocasiones en que tendrán prácticas muy profundas, así como otras no lo serán tanto o te costará más trabajo que lo usual. No se presionen. No se trata de presionarse, pero tampoco se trata de ascender una vez a la semana. Busquen el equilibrio entre el compromiso por practicar frecuentemente y un trato amable con ustedes mismos. Primer Ejercicio Practicar Actitud Alabanza. Cuando se esté en un nivel profundo comenzar a abrir los ojos lentamente y dejarlos entreabiertos. Intenten mirar entorno a ustedes. Si sienten que se saldrán completamente del estado de Ascensión, simplemente los cierran lentamente y regresan al espacio de Paz. Repitan unas tres veces. Sean conscientes de lo que experimentan. Luego siguen con las otras llaves (Gratitud, Amor y Compasión). Segundo Ejercicio Éste sólo es una suerte de énfasis en el momento en que están por finalizar una sesión de ascensión. Obviamente estarán en ese momento muy relajados y muy elevados en conciencia. La idea es reparar en qué es lo que realmente cambia de estar sumergidos en el Absoluto ascendiendo, a "volver al exterior". La clave es la lentitud. Vayan abriendo los ojos e intentando mantener el "estado" lo más posible. Reconozcan qué es lo que va ocurriendo y cómo ocurre.
Tercer Ejercicio En este ejercicio se busca estabilizar los enfoques. No es una Ascensión. Es trabajar la musculatura de la Ascensión. Con ojos cerrados. Inspiran, punto de enfoque primera Llave, espiran mientras pronuncian (voz audible) OM (largo...como Ooooommmm) y mantienen el enfoque. En seguida inspiran y enfocan en el punto de enfoque de la segunda Llave, espiran diciendo OM. Se sigue con la totalidad de puntos de enfoque con la que se cuente y se vuelve a empezar. Mantengan el ejercicio unos cinco a diez minutos. No se usan las frases, sino que sólo los puntos de enfoque de las Llaves. Espero que ya hayas dado tus primeros pasos unificándote. Te propongo ahora que practiques con ambas Llaves. Asciende diez minutos con la Técnica de Alabanza y luego otros diez minutos con la Técnica de Gratitud. Las Llaves cuando se hacen con ojos cerrados se siguen en orden. Primero Alabanza y después Gratitud. Lo mismo acontecerá con las próximas dos Llaves. Cuando tengas las cuatro, se practicarán en orden. Al practicarlas con los ojos abiertos mientras haces tus actividades cotidianas, puedes elegir la que más resuene en tu corazón. Si durante el día, por ejemplo, tienes una discusión con alguien, ánclate en una técnica. Verás que al vivir desde las actitudes, todo el contexto cambia. Usa las horas en tu trabajo para practicar las llaves con ojos abiertos, el baño matutino, tu desayuno, mientras haces deporte, etc. Siempre está la oportunidad para Ascender. Finalmente, te insto a que practiques con tus ojos cerrados. A veces por unos mejores abdominales somos capaces de pasar horas en un gimnasio, pues cuánto más vale que des un salto cuántico en tu evolución en una práctica mucho más sencilla. Lo que si se requiere es constancia. Asumir el compromiso. Vivimos un tiempo en que estamos acostumbrados a los resultados instantáneos: las sopas, las comunicaciones, el café, las transacciones bancarias, etc. Pero hay muchas cosas que requieren tiempo: como la madurez de una fruta o el crecimiento de un niño. La conciencia se expande desde el primer encuentro con las Llaves. Pero es preciso pasar tiempo con ellas. Poco a poco, practicar será una necesidad para ti. Poco a poco las frases estarán internalizadas en sus mentes y ya no tendrán que hacer el esfuerzo de "recordarlas". Ellas surgirán naturalmente y cada vez la permanencia en las Llaves será más maravillosa.